• ELLA ES EVELYN

A sus 19 años, llevaba meses sufriendo abusos sexuales por parte del miembro de una pandilla. Quedó embarazada, pero su cuerpo no mostraba los síntomas y los cambios propios de su estado. Un día tuvo un fuerte dolor abdominal, fue a la letrina de su casa y ahí sufrió un parto extra hospitalario, quedando inconsciente. Fue trasladada al hospital y cuando despertó, tenía a las autoridades alrededor, acusandola de asesinar a su hijo. Aunque en su testimonio aclaró el desconocimiento de su estado, el juez dictó una condena de 30 años de prisión por “no buscar cuidados prenatales”, lo cual convertía el caso en un homicidio agravado.

Tras apelar la condena y después de varios meses en prisión, se le concedió la libertad provisional mientras espera su juicio de sentencia en abril de 2019.

  • ELLA ES EVELYN

A sus 19 años, llevaba meses sufriendo abusos sexuales por parte del miembro de una pandilla. Quedó embarazada, pero su cuerpo no mostraba los síntomas y los cambios propios de su estado. Un día tuvo un fuerte dolor abdominal, fue a la letrina de su casa y ahí sufrió un parto extra hospitalario, quedando inconsciente. Fue trasladada al hospital y cuando despertó, tenía a las autoridades alrededor, acusandola de asesinar a su hijo. Aunque en su testimonio aclaró el desconocimiento de su estado, el juez dictó una condena de 30 años de prisión por “no buscar cuidados prenatales”, lo cual convertía el caso en un homicidio agravado.

Tras apelar la condena y después de varios meses en prisión, se le concedió la libertad provisional mientras espera su juicio de sentencia en abril de 2019.