En medio de la crisis: aseguremos el bienestar de todas las familias salvadoreñas

En medio del estado de emergencia por el COVID-19 es indispensable pensar en los grupos más vulnerables: las niñas y niños que están viviendo situaciones de violencia sexual. Las personas desplazadas por la violencia; las personas que no pueden acceder a la ayuda que está ofreciendo el gobierno y migrantes que están experimentando xenofobia.

En los casos de violencia sexual, los registros sobre las denuncias indican que los agresores están en casa, es decir son familiares y personas conocidas. La cuarentena expone más a niños, niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres al obligarles al encierro con sus victimarios. Durante la pandemia, el Estado salvadoreño está obligado a garantizar la protección, cuido y resguardo de sobrevivientes de violencia sexual. Si conocemos de algún caso, denunciémoslo a las autoridades.

Las personas desplazadas por la violencia también son un grupo vulnerable, ya que muchas han tenido que huir de sus agresores antes de que se decretara la emergencia nacional. Además, las personas desplazadas internas sufren de aislamiento mucho antes de esta medida, actualmente ellas están desprotegidas al no existir registros nacionales.

Las personas migrantes también se han visto en situaciones de vulnerabilidad ya que son víctimas de xenofobia: son estigmatizadas por señalamientos que las vinculan como portadoras del virus. Estos discursos de odio han llevado a que sientan temor por ser agredidas, detenidas o repatriadas si presentan dolencias respiratorias o síntomas relacionados con el COVID-19.

En estos momentos de crisis unámonos y actuemos con solidaridad, además, trabajemos para garantizar la unión y protección de las familias salvadoreñas.

Sigue leyendo la noticia aquí: https://diario.elmundo.sv/medidas-para-proteger-a-grupos-vulnerables-en-la-emergencia/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 19 =

*