Los mitos más difundidos sobre la Educación Integral de la Sexualidad en Latinoamérica

Nueve medios de América Latina verificaron las desinformaciones más divulgadas sobre la Educación Sexual Integral en países como Argentina, Brasil, México, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Paraguay y Perú. Los mitos más difundidos sobre la ESI son: que promueve el aborto, que enseña conductas inapropiadas a niños y niñas y que incita a la homosexualidad. Esto es falso. Como se comprobó, estas posiciones nacen del desconocimiento y difunden ideas falsas sobre la ESI.

Frente a esto es importante que conozcamos más sobre los programas, leyes o propuestas de ley que están proponiéndose en el tema de Educación Sexual Integral en Latinoamérica. Por ejemplo, en Argentina está el Programa Nacional de Educación Sexual Integral. En Bolivia, la ley de juventud; en Costa Rica, el Programa de Educación para la afectividad y sexualidad integral; en Colombia, la Ley de Formación para el ejercicio de los derechos humanos y la educación para la sexualidad; en Chile, la Ley de fertilidad; en Ecuador, este tema lo regula la Constitución Nacional, la Ley Orgánica de Educación Intercultural, la Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres y la Ley Orgánica de Salud; en El Salvador, la sociedad civil presentó una propuesta para una Ley de educación en afectividad y sexualidad responsable; en Guatemala existe la Ley de Acceso Universal y Equitativo de Servicios de Planificación Familiar y su Integración en el Programa Nacional de Salud Reproductiva; en Honduras, el Reglamento general de la ley fundamental de educación; en México la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes; en Nicaragua el Código de la Niñez y Adolescencia y Uruguay el Programa de Educación Sexual. 

¿Quiénes han difundido estos prejuicios?

Estas falsedades han sido difundidas por organizaciones autodenominadas provida y profamilia, autoridades de la iglesia católica, pastores de iglesias evangélicas, autoridades gubernamentales y autoridades públicas.

¿Cómo se verificó esta información?

Para hacer la verificación de esta información se realizaron sondeos con los medios de la red encontrando los mitos más recurrentes; luego se investigó el contexto donde fueron difundidas estas falsedades así como quienes fueron aquellos que las difundieron. Estos mitos se contrastaron con información brindada por organismos internacionales, legislaciones de países y entrevistas a expertos. 

Para leer más sobre esta iniciativa así como conocer sobre los mitos más comunes de la Educación Integral de la Sexualidad, ingresa aquí: http://bit.ly/36Wku4c

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 10 =

*